TP 29 «El camarero de Titos»

Vamos a empezar por el testigo protegido más tremendo y complejo. Por una persona trastornada, maníaca y mentirosa que -a estas alturas- es la única que mantiene todo el mosaico de mentiras y perjuicios que engloban esta causa, ya surrealista del todo y sin precedentes.

Para ello os introducimos a esta persona con una serie de acciones que hablan por sí solas y que demuestran, sin lugar a dudas, que el término maníaco se queda corto y que el hecho de que no le hayan quitado la condición de testigo protegido y que no esté condenado por todo el daño que ha hecho no sólo no tiene sentido, sino que es una vergüenza absoluta. Ahí va:

-Todo el personal de los Juzgados de Vía Alemania advierte estupefacto como el TP29 lleva más de dos años entrando y saliendo con carpetas llenas de papeles del despacho del Juez Penalva y siempre coincide con las de más de sesenta veces en las que ha declarado. Para que os hagáis una idea; un testigo por mucho que sepa no declara más de cinco veces en una instrucción.

A estas alturas ya podemos afirmar que más que un testigo, es un mentiroso compulsivo al que el que el Juez y el Fiscal Subirán preparan para poder desarrollar su plan macabro.

Para que no haya lugar a dudas de que el TP29 preparaba las declaraciones con el Juez y el Fiscal os ponemos un extracto de uno de los audios que la TP31 hizo en el despacho de Penalva donde se confirma esta -hasta entonces- teoría. En la grabación ella dice que vio al TP29 preparando las declaraciones con ellos y, pese a la gravedad de tal situación, callan otorgando.

-Su aparición en el caso se realiza en torno a Adrián. ¿Lo recordáis? Si accedéis a la página de denuncias archivadas podréis obtener más información al respecto. Adrián es una de las personas rumanas a las que el TP29 calificó de sicarios de Cursach y consiguió meter en la cárcel. Pues bien, agarraros:

El TP29 y Adrián eran amigos hasta que este último empezó a salir con Alexandra (la hermana de Florian, otro de los chicos condenados por las declaraciones falsas del TP29). Al parecer el TP29 no llevaba muy bien esta relación -¿por qué será?-  y le pareció una idea estupenda hacerle la vida imposible tanto a Adrián como a su entorno.

Cuando el periódico Diario de Mallorca empezó a publicar las falsas y graves acusaciones de los pseudo-testigos protegidos, gracias a la alianza de Kiko Mestre con el Juez Penalva y el Fiscal Subirán, el TP29 aprovechó ese ambiente tenso y fangoso para acudir el día 9 de marzo de 2016 a las 10:00 horas a la Policía Nacional diciendo que tiene información sobre el caso Cursach. Unas horas después -a las 17h, para ser exactos- le pueden las ansias y decide volver para denunciar que le han amenazado por declarar contra el Grupo Cursach y apunta a Adrián como el sospechoso.

De ese modo consigue que un ex íntimo amigo suyo que le acogió en su casa pase a ser un sicario de Cursach para silenciarle y, así, con un grupo de policías nacionales igual de corruptos que el Juez Penalva y el Fiscal Subirán consigue que le metan en prisión preventiva.

Por si todo esto no fuese ya excesivo, cuando Adrián sale de prisión el TP29 le acosa y coacciona diciéndole que si no vuelve a ser su amigo le vuelve a denunciar. Un tipo majísimo, como podéis ver. Además, tras tanto agobio y aprovechando el miedo que Adrián paseaba en el cuerpo, el TP29 le convence  para ser un testigo falso más para que corrobore toda la sarta de mentiras que responden a los intereses de Penalva y Subirán consiguiendo así que deje de estar imputado en el caso. ¿Qué os parece? Toda una pesadilla.

-Para finalizar este perfil totalmente abrumador y protagonista queremos que sepáis que:

TODAS LAS PRUEBAS están en la causa y en vez de detenerle le protegen porque es el ÚNICO que mantiene la titánica mentira. La explicación es simple y lamentable: tras muchos años de investigación, gente inocente en prisión y dinero público derrochado en todo lo anterior, si se descubre la verdad este caso se convierte en la mayor vergüenza de la historia judicial.

Actuaciones y pruebas

Tras esta sintética descripción -ya que si contamos todo tendríamos que montar una web sólo para este testigo- pasamos a exponer algunas de las acciones llevadas a cabo por el TP29 y las respectivas pruebas que demuestran que el testigo protegido no ha visto nada de lo que dice y que su único triunfo -y desgracia para muchos- es haber encontrado un Juez, un Fiscal y unos agentes de la policía corruptos que le permitieran desatar todas sus fantasías contra personas de su entorno a las que por despecho odia, para lo que ha tenido que delinquir por doquier. 

Allá vamos:

-Como ya hemos comentado en el desarrollo de su perfil, el TP29 y Adrián eran amigos hasta que este último empieza a salir y a convivir con Alexandra en enero de 2016 y el TP29 -tras insistir más que nunca en verle y recriminarle constantemente que no le hacía caso- cortocircuita sometiendo a su amigo a un acoso y derribo muy bestia.

– Desde que Adrián conoció a Alexandra no dejaron de ocurrirles cosas muy extrañas que nunca antes les habían sucedido: 1) llegaban taxis a su casa porque supuestamente lo habían llamado ellos, 2) lo mismo con pizzas del Telepizza o Domino’s, 3) se encontraban excrementos y orina de perro en la puerta, 4) les llamaban insistentemente desde números privados y cuando lo cogían no hablaban, 5) recibían mensajes con amenazas e insultos,
6) comparecían agentes de la policía nacional a altas horas de la noche debido a que les comisionaban porque la pareja que residía en esa casa se peleaban, discutía, daban golpes o cualquier otra mentira, 7) la furgoneta de Adrián amanecía con multas de tráfico.

chat-14.5.18-tp29

-Las molestias se acentúan cada vez más y Alexandra y Adrián empiezan a hacer guardias en su domicilio. Es ahí cuando se masca la tragedia.  En los primeros días de mayo el acoso y derribo era insoportable, tanto que el día 13 de ese mes al salir de casa por la mañana para ir al trabajo se encuentran con una gallina decapitada con signos de ser parte de un ritual. Adrián, como en todas las otras ocasiones, llama a la policía para denunciarlo, pero sin denunciar a nadie en concreto porque, aunque tenía bastante claro que era el TP29, no quería denunciarle sin estar seguro.

Un día después, con los nervios a flor de piel, montan guardia de nuevo y es ahí cuando el día 14 de mayo de 2016 le ven por la mirilla de la puerta al TP29 pululando por su portal y se confirman todas las sospechas. Salen corriendo a por él, pero ya no lo encuentran por lo que Adrián le llama. Él se lo niega y al día siguiente le escribe a Alexandra.

Os dejamos el fragmento que os subrayamos de la conversación de Whatsapp entre el TP29 y Alexandra.

Lo niega, sí. Pero su locura es tal que al día siguiente sí se lo reconoce a Adrián, pero, ojo, con el pretexto de que si estaba ahí –en frente de su casa a las 03:00 de la mañana- era porque le iba a dar un escarmiento a su vecina que tiene un chihuahua porque está seguro de que es ella la que le deja excrementos y orina en el felpudo de su casa. Toma ya!

-Como ya hemos comentado, llamar desde un número desconocido era uno de los entretenimientos del TP29 para con su ya no tan amigo Adrián. Una vez que éste había decidido dejar de relacionarse con el TP29 por la cantidad de problemas que le había generado, tiene lugar la llamada que os mostramos a continuación. Si os fijáis, el TP29 en ningún momento desmiente los reproches de Adrián, no niega ser él. Muestra una obsesión enfermiza por quedar con Adrián a toda costa. Penoso:

Cuando Adrián le denuncia por primera vez el día 24 de julio de 2016, el TP29 denuncia a Alexandra a los ocho días, el 5 de agosto. Aun habiéndose denunciado mutuamente, el “testigo” continuaba llamándoles y Adrián vuelve a grabar la llamada. ¿La queréis escuchar? Os adelanto que da miedo.

– Desde ese día el TP29 aprieta el gas y no para de denunciar a Adrian cuando él le denuncia por todas las cosas que le sigue haciendo.

Os dejamos las denuncias completas:

– Tras un período de calma -no muy largo- entre el TP29 y Adrián, el 9 de marzo de 2017 ocurre un hecho tan trágico como surrealista: el TP29 acude -a las diez de la mañana- a la Policía Nacional para declarar que tiene información sobre el caso Cursach. Pues bien, un par de horitas después -a las cinco de la tarde- regresa para afirmar que Adrián es un sicario de Cursach. Claro que sí. Con un par de narices. Lo surrealista es que, efectivamente, Adrián se fue para dentro. Sin pruebas, sin el derecho a la presunción de inocencia garantizado, sin nada.

Aquí tenéis las declaraciones que el TP29 realizó a las 10 y a las 17 horas del 9/3/2017:

Os dejamos las declaraciones completas:

-Para finalizar este agonizante capítulo, y porque creemos que una imagen vale más que mil palabras, queremos mostraros un vídeo de un careo entre el director de la discoteca Titto’s, Jaime Lladó, y el TP29. Es una muestra más de cómo al testigo más polémico de esta trama se le va de las manos. Se contradice constantemente. Afirma conocer e incluso haber consumido droga con Jaime, mientras él, perplejo y estremecido, asegura que no le conoce de nada. Pero el TP29, con su fantasía, sigue derrochando veneno sin condena alguna. Aun así, lo más indignante es ver como todos los policías de blanqueo, el Juez y el Fiscal disfrutan del espectáculo. Unas palomitas, por favor.

Lo que hay que aguantar, ¿no?. Que se lo digan a aquellos que se fueron directos a prisión por la capacidad de mentir compulsivamente del protagonista de esta sección.

Seguimos en la próxima entrega con más testigos, más pruebas, más VERDAD.

Última edición, el día 10 de marzo de 2019.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies