TP 13 «El Ico»

A continuación seguimos aportando información referente al Caso Cursach y os desarrollamos dos nuevas declaraciones de «El Ico».

12 de febrero de 2016

¿Qué manifiesta en esta ocasión?

-Que estando en el Centro Penitenciario de Palma ha recibido amenazas de muerte.

-Que un funcionario llamado Pedro le dijo que le conocía desde el año 2004.

-Pedro le dijo -en un momento en el que Jaime Garau estaba preso- que le juraba por su hija pequeña que Jaime Garau no había hecho nada. Además le trajo un sobre, una instancia, una carta y un cigarro. En la carta le decía que Jaime Garau no había hecho nada y que tenía que firmarla. Si no lo hacía, Pedro entraría por la noche para echarle una manta encima y ahorcarle.

A todo esto, el declarante le dijo a Pedro que no sabía quién era Jaime Garau pero que si un juez había decretado su prisión sería motivado.

-Manifiesta que no sabe el número de funcionario de Pedro, pero asegura que es muy amigo de Jaime Garau y lo describe como un tipo con el pelo rizado, gordito y que camina con dificultad.

-Le dijeron que tenía que enviar la carta desde el módulo donde se encontraba el declarante.

-Dicha carta iba dirigida al Juez de Instrucción nº12 y decía que Jaime Garau no había hecho nada.

-Que firmó la carta pero se negó a enviarla personalmente porque en la cárcel queda constancia de quién envía las cartas. Pedro tampoco quiso enviarla en nombre del declarante.

-Que para compensarle le dieron diacepan, tranquimacín y unos 6 gramos de hachís.

-Que habló con el Director de Prisión, llamado Gustavo, y éste le manifestó que todo esto tenía que hablarlo con su abogado.

En este punto, el Ministerio Fiscal solicita al Juez que se acuerde la detención del imputado Jaime Garau a fin de que sea puesto a disposición judicial para recibirle declaración por los hechos relatados anteriormente. Por parte del Juez así se acuerda.

La declaración continúa con el declarante diciendo:

-Que Pedro le intimidaba con frases como «puedo ser muy bueno o puedo ser muy malo».

-Que le insistió para que firmara. Y al final firmó sin saber lo que firmaba.

-Que sabe leer letras mayúsculas pero que no sabe escribir una carta.

Fin de la declaración

5.-12.02.2016

19 de febrero de 2016

Una semana después de la anterior declaración, «El Ico» comparece de nuevo ante el Juez Penalva y el Fiscal Subirán y MANIFIESTA:

-Que lo de Don Pedro -el funcionario del centro penitenciario- ocurrió el segundo día estando él en el módulo de ingresos.

-Que ratifica que no sabe escribir ni leer y que la solicitud de habeas corpus que remitió al Juzgado de Guardia unos días antes se la redactó un preso con el que comparte celda.

-Que la carta de la que habló en la anterior declaración exculpaba a Jaime Garau y a Jerónimo Urrea y que el declarante se retractaba de las denuncias interpuestas contra ambos.

-Que Pedro fue a presionarle para que remitiera la carta desde el módulo.

-Que dicha carta se la quedó Pedro porque querían que el declarante escribiera otra carta de su puño y letra, ya que están convencidos de que sabe leer y escribir.

-Que el funcionario de prisiones llamado Isidro le dijo al declarante que Pedro le había insistido para que convenciera al declarante a fin de que escribiera y le remitiera esa carta, manifestándole Pedro a Isidro que los agentes Garau y Urrea eran inocentes. Isidro decidió no seguirle el juego.

-Que habló con el Director de prisión y le explicó que le tenían amenazado. Éste le contestó que hablara con su abogado.

En este punto le muestran fotografías de los funcionarios del Centro Penitenciario e identifica a Roberto Serrano como la persona que últimamente y con motivo de que ha sido encarcelado el funcionario Pedro Talavera somete a vejaciones al declarante como, por ejemplo, insultos.

A continuación, empieza a hablar de los policías que acudían a su local a cobrar la mordida acordada para evitarle inspecciones al declarante.

¿Qué dice y de quién?

-Recuerda a Antonio Garcías Muñoz. Le llamaban «el Chulito»y siempre acudía acompañado de otro que generalmente era Urrea.

-Que la mordida era de 500 euros.

-Que el policía 358 Alfonso Ramírez a veces venía con el policía Vallecillo, con quien cobraba las mordidas y se las repartían. Disfrutaba de sexo y consumiciones gratis.

-Con respecto a Carlos Vallecillo Pérez dice que es muy peligroso. Que éste acudía frecuentemente al Cavali y era muy violento. Además las mordidas eran mayores que las de sus compañeros. El declarante cuenta que en una ocasión le puso un fajo de dinero en el limpiaparabrisas de la furgoneta oficial vistiendo de uniforme. Vallecillo accionó el limpiaparabrisas y cogió el dinero. (cree que tiene una fotografía de ese momento). También dice sobre Vallecillo que le gustaban mucho las prostitutas y que ha tomado cocaína con el declarante. Que en alguna ocasión ha amenazado al declarante simulando gestos de artes marciales. Que una vez, estando en la discoteca Magic, Vallecillo mandó al declarante a Son Banya para que le trajera 5 gramos de cocaína. Que sí es cierto que Vallecillo le avisaba de inspecciones y hacía la «vista gorda» en el «trapicheo» que había en los clubes. Que Vallecillo pedía dinero porque gastaba mucho en vicio, que le gustaban mucho las mujeres, que frecuentemente venía con Jerónimo, quien se quedaba en la furgoneta y la mujeres salían y se montaban en el vehículo y todos se iban al chalet del declarante a pasarlo bien. Además, estos dos policías también venían acompañados por Tomás Más. Todos iban armados hasta los dientes y maltrataban a las mujeres. Hasta el punto de tirarlas a la piscina en invierno. Que el declarante les recriminaba esta actividad pero no le hacían caso porque iban de coca «hasta el culo».

-Que Daniel Montesinos le amenazaba en el Arenal. Le exigía mucho dinero y unas mordidas que a veces alcanzaban los 1.500 euros. A diario Daniel consumía sexo gratis y le gustaba pegar a las mujeres.

-Que el número 737, Gabriel Mayol, venía a menudo a los puticlubs con su compañero José Mayans y ambos disfrutaban de sexo gratis. Se acuerda de Mayol porque en una ocasión, con motivo del concierto de Niche, permitió al declarante que hubiera más foro del permitido de manera que por cada persona de más que entraba sobre el límite permitido el declarante tenía que pagar tres euros. En total, aquella noche le pagó 5000 euros a Mayol, que los repartió con Mayans.

Por último, vuelve a hablar de Vallecillo para decir que a principios del 2008, cuando salía el declarante del Table Dance con su Ferrari, le paró Vallecillo junto con Nicanor. Le intervinieron los 47.000 euros que llevaba consigo y le dijo a Vallecillo «dame un arma por si tengo que pegar un tiro a alguien». Por ello, al cabo de un rato el declarante regresó al lugar y les hizo entrega de un arma tipo veleta, una bayoneta y una granada de humo. Ellos le devolvieron 46.000 euros y se quedaron con 1.000.

Fin de la declaración.

6.-19.02.2016

Tremendas declaraciones. Y sin ninguna prueba, claro.

Os seguimos informando sin cesar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies