TP 13 «El Ico»

Retomamos la trágica historia de Pedro Talavera Reina. ¿Le recordáis? Seguro que sí. Mientras éste se encontraba en prisión siendo víctima absoluta de las trampas “Cartelianas”, su abogado, juez de carrera en excdencia, no se quedó de brazos cruzados. Como persona con dos dedos de frente, se dio cuenta enseguida de que su defendido estaba siendo sometido a una sucia jugada llevada a cabo por los EX-Intocables. Antes de explicarla os adelantamos que os compartiremos el Juicio en el que da verdadero gusto escuchar cómo defiende a su cliente con auténtica sensibilidad y sentido común, incapaz de dar crédito a cómo el Cártel había llevado el procedimiento en pleno siglo XXI.

¿En qué consistía exactamente la SUCIA JUGADA? 

El Cártel estaba hundiendo en la desesperación a Pedro puesto que su “caso” formaba parte de una CAUSA SIN FIN -Sancus/Cursach-, que llevaba bajo secreto de sumario tres años. Con más de 100 imputados, 40 víctimas enviadas a prisión, filtraciones a prensa, manipulación, engaños y delitos por parte de los investigadores -ahora investigados- por doquier. Y COMO NO SABEN HACER OTRA COSA, Y NECESITABAN MÁS TIEMPO PARA ENCAJAR LAS PIEZAS QUE HARÍAN DE LA MENTIRA UNA “VERDAD INVENTADA PERO CASI CREÍBLE”, EL CABEZA DEL CÁRTEL, EL JUEZ PENALVA, SE DEDICABA A PRORROGAR EL SECRETO DE LAS ACTUACIONES HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ. Cada mes decía públicamente que se iba a levantar el secreto al mes siguiente. UNA MENTIRA TOTAL. 

En este contexto, el abogado de Talavera solicita que se hiciera una pieza separada por los hechos que el <<Ico>> había manifestado. Para realizar tal petición, puso de manifiesto clarificaciones obvias como: que no existía una conectividad entre la causa Sancus/Cursach y los hechos que según el <<Ico>> se habían producido en prisión. Que tales hechos, además, no guardaban ningún tipo de relación con lo que presuntamente “investigaba” Penalva -decimos presuntamente porque NUNCA investigaron NADA- por lo que no existía ninguna correspondencia con la causa matriz. Incluso en el escrito le dice a Penalva que los hechos que querían atribuirle a Talavera podían ser objeto de una Instrucción separada del resto de actuaciones al no hallarse vinculados. VAMOS, QUE EL LETRADO LO ÚNICO QUE ESTABA HACIENDO ERA ATENDER A RAZONES Y SER PROFESIONAL. ADEMÁS, FINALIZA SU PETICIÓN EXPLICANDO QUE SU DEFENDIDO SUFRIRÍA UN DESPROPORCIONADO E INNECESARIO SUFRIMIENTO POR VERSE ARRASTRADO POR UNA CAUSA BAJO SECRETO DE SUMARIO TAN LARGO Y SIN SER CONOCEDOR DE NADA DE LO QUE PERSEGUÍA EL JUZGADO. PURO SENTIDO COMÚN, EL MISMO DEL QUE CARECÍAN PENALVA Y SUBIRÁN. 

¿Qué sucedió después?

El 09/04/2016 sin haber transcurrido ni un mes desde el citado escrito, el abogado elegido ex profeso para la defensa de Pedro Talavera, vislumbró una cantidad importante de irregularidades cometidas por el Cártel de la Toga. Así pues, sin más rodeos, solicita por segunda vez la pieza separada diciéndole claramente a Penalva que SU DEFENDIDO TIENE MENOS INFORMACIÓN DE LA CAUSA QUE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. COSA INEXPLICABLE AL TRATARSE DE UNA CAUSA SECRETA.

Llegados a este punto, el letrado es consciente de que Penalva le ignora. Y no sólo eso: a finales de marzo Penalva decide prorrogar el secreto. Ante esta acción, el abogado responde al Juez “que esta parte entiende que se vulnera notablemente su derecho a la defensa…”. Y EFECTIVAMENTE ESO ESTABA SUCEDIENDO. TANTO PEDRO COMO EL NUMEROSO CONJUNTO DE VÍCTIMAS DEL CÁRTEL VIERON PISOTEADOS SUS DERECHOS SIN NINGÚN TIPO DE PIEDAD. INCLUYENDO SU DERECHO A LA LIBERTAD. GRAVE SE QUEDA CORTO.

No obstante, el letrado no cesa en explicarle a Penalva que lo que está sucediendo impide y entorpece el derecho a la defensa de Pedro, mientras éste se encuentra hundido entre las rejas de prisión.

Por otro lado, el abogado se dio cuenta de otras irregularidades que el Juez llevaba a cabo, a parte de la medida desproporcionada e injustificada a la que estaba sometiendo a su cliente. Se percató de que el propio Juez se dedicaba a revelar las  identidades de testigos en sus propios autos y escritos, por lo que resultaba absurdo el mantener a testigos protegidos cuando EL MISMO JUEZ LES DESPROTEGÍA. 

¿Cómo continúa esta situación?

Tras haber ignorado los dos primeros escritos del abogado de Talavera, el 15/04/2016 a Penalva no le queda otra que contestar a su tercer escrito. ¿Qué le responde? En su línea de prepotencia ilimitada, se dedicó a negar lo solicitado aduciendo que existían numerosos actos de intimidaciones y coacciones en la causa. Básicamente su respuesta se basó en un copia y pega de otras resoluciones judiciales. Hablando en términos generales. Hablando de todo y de nada. HACIÉNDOSE EL LOCO PARA SEGUIR HACIENDO LO QUE LE CONVENÍA. NI MÁS NI MENOS QUE JUGANDO A SU JUEGO FAVORITO: SER DIOS. PERO LA PREGUNTA ES, ¿CÓMO JUGAR A SER DIOS Y NO MORIR EN EL INTENTO? QUIZÁS AL JUEZ SE LE FUE DEMASIADO DE LAS MANOS ¿NO?

Hasta aquí hoy. Pero no os dejamos. Ni a vosotr@s ni a ninguna de las víctimas de esta tétrica Causa. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies