EL CASO PENALVA Y SUBIRÁN

En la entrega de hoy os mostramos las conclusiones del primer informe realizado a partir de la investigación de los Juanes. La realidad no puede ser más tosca, oscura, siniestra, vulgar. Os pedimos que tengáis el valor de leer la totalidad de los whatsapps para que entendáis la gravedad del asunto. Y os recordamos que los protagonistas del Caso Penalva y Subirán son supuestos profesionales que deben velar por la seguridad y los derechos de l@s ciudadan@s. VERGÜENZA AJENA.

Pero no os preocupéis, todo tiene un límite. Y los «intocables» han dejado de serlo por siempre jamás.

DILIGENCIA DE HALLAZGOS CASUALES Y SOLICITUD DE MEDIDAS

Durante el estudio realizado han aflorado una serie de hallazgos casuales que apuntan a hechos de extrema gravedad cometidos por los presuntos autores:

– El juez Manuel Penalva

-El Fiscal Miguel Ángel Subirán

-El Inspector José Luis García Reguera

-La Inspectora Blanca Ruíz Alfaro

-El Subinspector Miguel Ángel Blanco Villanueva

-El Policía Iván Bandera Marcos

La gravedad es tal que uno de los presuntos delitos a investigar es el de ORGANIZACIÓN O GRUPO CRIMINAL, ya que los presuntos autores habrían actuado de forma continua en el tiempo para cometer los delitos que os citamos a continuación:

-filtración continua de datos del caso Sancus (que era como se llamaba originariamente la causa hasta que el Diario de Penalva la batuizó como Causa Cursach) y relacionados a la prensa.

Utilización del secreto de actuaciones de forma inadecuada y partidista.

-Filtración de datos personales que afectan al honor, intimidad e imagen de investigados.

-Omisión de las pruebas que no les convenían.

-Realización de prácticas procesales irregulares de forma intencionada y continua para conseguir imputaciones a toda costa.

Acusar a terceros con conocimiento de su falsedad utilizando testigos dirigidos.

Presionar a investigados o detenidos para conseguir confesiones.

Dirigir a testigos una vez descubiertos en contradicciones para subsanarlas.

-Utilización del tiempo de permanencia en los calabozos o prisión preventiva para «ablandar» a investigados.

Por si esta terrible lista de delitos no fuese suficiente hay que sumarle las revelaciones de secretos y la omisión del deber de perseguir delitos. Además, los Juanes desvelan que, «según los nuevos hallazgos que en próximas entregas os desvelaremos, todos estos delitos sólo serían la punta del iceberg ya que no pueden entenderse como delitos autónomos sino en el marco de lo que parece una organización para delinquir».

Del estudio de los whatsapps destaca un grupo de Chat denominado «Operación Sancus», en el que además de evidenciar la presunta comisión de los delitos nombrados préviamente los investigadores apuntan otras acciones como el uso de medidas de seguridad y conocimiento de su actuación delictiva así como el hecho de convertir en enemigos personales a todos aquellos que cuestionan sus hazañas. EN DEFINITIVA. PURO TRAPICHEO.

Cabe aclarar que todo lo explicado no implica que todos los investigados o imputados en el Caso Cursach lo hayan sido de forma incorrecta en todos los casos.

Ahora sí, sin más dilación, os dejamos una buena retahíla de whatsapps para que veáis el percal en el que decidió meterse El Cártel de la Toga. Allá va:

Wasaps-que-dan-lugar-a-Diligencia-hallazgo-casuales-y-petición-imputación-Penalva-y-Subiran

Como habéis podido leer, LA VERDAD DA MIEDO. Han jugado a ser Dios sin tener miedo a las llamas del infierno. Han querido hacer y deshacer pensándose más listos que los demás. Ellos mismos expresan de vez en cuando en el Chat que si alguien lee las conversaciones del mismo están «jodidos». Pues bien. Bienvenidos al Mundo Real.

Para finalizar la explicación del informe:

¿Qué solicitan los Juanes?

-Que se amplíe el motivo de la investigación para los volcados realizados y por realizar, así como para el resto de diligencias practicadas a los delitos de Organización/Grupo Criminal y todos aquellos relacionados que surjan cometidos por los investigados u otros que aparezcan de los mismos: Revelación de Secretos, Amenazas y Coacciones a testigos, Denuncias Falsas, Falsificación de Pruebas, detenciones ilegales, prevaricación, Omisión del deber de persegir delito…

-Que se dé cuenta inmediata al Tribunal Superior de Justicia a fin de que se continúen las investigaciones como procesalmente corresponda por ser aforados dos de los presuntos autores.

-Que se adopten con carácter inmediato y urgente por parte del Tribunal Superior de Justicia o quien corresponda las siguientes medidas cautelares:

1. Retirada de las armas de fuego que posean y de sus teléfonos móviles para un posterior volcado de los aforados Penalva y Subirán.

2. Medida Judicial de Prohibición de Aproximación y Comunicación de todos los investigados hacia los testigos de la causa Sancus y derivadas.

Fin del primer informe.

Este capítulo demuestra cómo el Cártel de la Toga subestima a la propia Justicia. Es totalmente irónico, pero así es. Creyeron que a ellos NADIE les iba a pillar, porque aunque hubiera sospechas por todas partes de sus acciones delictivas, NADIE tendría el valor de enfrentarse a los «INTOCABLES». PERO SE EQUIVOCARON. Y AHORA LA JUSTICIA APARECE CON MÁS FUERZA QUE NUNCA Y SIN DAR UN PASO A ATRÁS.

GRACIAS POR QUERER LLEGAR CON NOSOTR@S NHASTA EL FINAL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies