EL CASO PENALVA Y SUBIRÁN

Es domingo y lo prometido es deuda. Os dejamos la explicación del Oficio de los Juanes 27 de febrero de 2019 que cuenta detalladamente cómo llevaron a cabo la investigación de los periodistas.

Empezamos con un resumen para entrar posteriormente en detalles:

Iniciada la investigación se tuvo constancia por parte de los instructores de que todos los posibles autores del delito denunciado -UN DELITO CONTINUADO DE REVELACIÓN DE SECRETOS POR FUNCIONARIOS PÚBLICOS- estaban al tanto de la investigación antes incluso que ellos mismos. Por lo tanto, resulta lógico pensar que tal delito podría haber sido cometido únicamente por funcionarios del Juzgado de Instrucción número 12, de la Fiscalía Anticorrupción, del Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional o de algún mando de los mismos.

Posteriormente, las gestiones se centraron en comprobar la existencia de las filtraciones, pudiéndose verificar no sólo las mismas, sino si gravedad, puesto que iban más allá de la mera noticia de un hecho puntual, hasta el punto de entregar a los periodistas para su publicación informes policiales/judiciales completos, no comunicados a las partes y bajo secreto de actuaciones.

Ante esta situación -y ahora sí, entramos en detalle- se optó por solicitar el listado de llamadas entrantes y salientes de los dos periodistas con acceso a la presunta fuente corrupta, en base a considerar la medida:

Necesaria: puesto que teniendo todos los actores en los hechos conocimiento de la investigación antes incluso que los investigadores, no se iban a producir nuevas filtraciones y por tanto era imposible realizar una investigación futura.

Proporcional: por los siguientes extremos:

– Puestoque a juicio de los investigadores así como de sus mandos, se trataría de un delito de extrema gravedad, ya que apunta a la más infame corrupción pública vulnerando derechos fundamentales como: la defensa, el derecho a un juicio justo o la protección de datos e imagen…

Por otro lado, por el poder que el Estado otorga a los funcionarios se genera un sentimiento de impunidad que lo hace aún más peligroso ya que son los mismos presuntos filtradores los encargados de llevar a cabo la investigación, LO QUE CONLLEVA UNA TOTAL INDEFENSIÓN DE SUS PERJUDICADOS.

Sólo debido a que por parte del Jefe Superior de Policía de Baleares se determinó que la Investigación se llevara a cabo por otros funcionarios se pudo obtener un resultado muy distinto al que se hubiera producido si la investigación hubiese quedado en manos del Jefe del Grupo de Blanqueo que a la postre resultó ser uno de los presuntos autores de las filtraciones.

– En cuanto a solicitar los listados de los dos periodistas y no de los funcionarios con acceso a los documentos filtrados, se estimó por parte de esta instrucción que era una medida adecuada y más proporcional debido a que:

Solicitar la medida respecto a todos los funcionarios con acceso a los documentos filtrados supondría a juicio de esta instrucción plantear una imputación genérica y desproporcionada al tiempo que ineficaz, ya que sin el listado de los periodistas no se podría descartar que un tercero también con acceso a los documentos desde otro teléfono no hubiera contactado directamente con ellos.

Pidiéndolos a los periodistas se evita todo lo citado anteriormente, ya que al no ser autores de ningún delito no se les convertía en investigados, no sería una medida genérica al tiempo que se descartaría la filtración de terceros y una posible imputación errónea.

Idónea: Puesto que aunque los listados nunca revelarían por sí mismos cuál es la fuente de información, sí constituirían un dato indiciario que unido a una investigación pormenorizada podría conducir a la obtención de pruebas que enervaran la presunción de inocencia.

Para lo que sí eran vitales los listados era para evitar imputaciones erróneas que podrían haberse producido de tener únicamente los listados de los posibles autores.

-En lo referente a que se trate del teléfono de los periodistas, por parte de los investigadores se solicitó la medida, a parte de por lo dicho, por:

1º- Se consideró que no vulneraba la libertad de prensa puesto que en ningún caso se secuestró ninguna publicación o se prohibió tal. De hecho se trataba de filtraciones ya producidas.

2º-Respecto al derecho a no revelar las fuentes, se consideró una medida poco invasiva, puesto que no revela el contenido de comunicaciones ni por tanto la fuente.

Por todo lo dicho y considerando los actuantes que no existe un desarrollo legislativo del derecho constitucional ni una jurisprudencia asentada sobre la medida solicitada, se consideró plantear la cuestión al Juez para que valorara la medida y estableciese los límites de dicho derecho como garante de las leyes.

Obtenida la autorización inicial sobre los listados de ambos periodistas, se introdujeron mediante el buscador los teléfonos de aquellos funcionarios con acceso a la documentación publicada.

Tras los primeros listados los resultados que se obtuvieron fue el contacto con los periodistas de Juez Manuel Penalva, el Fiscal Miguel Á. Subirán y el Inspector de Policía Nacional José Luis García. A continuación se amplió la petición en el tiempo a fin de comprobar otros posibles contactos. De ello resultó el contacto final con 6 funcionarios con acceso a la causa.

Paralelamente, se realizaron numerosas investigaciones y estudios detallados que junto al indicio de los contactos hallados en los listados, permitieron ir concretando en dos funcionarios del Grupo de Blanqueo la presunta autoría de los hechos. Es por ello que sobre éstos se solicitaron medidas restrictivas de derechos más invasivas, como la intervención telefónica, que finalizaron, junto a otras pruebas obtenidas, en las detenciones de ambos.

Respecto a todos los listados, la Geolocalización no fue utilizada salvo para comprobar si alguno de los investigados y los periodistas habían contactado.

Por otro lado, en cuanto a la intervención física de los teléfonos y resto de material de Blanca Pou y Francisco Mestre, únicamente se pretendía la intervención del objeto material del delito, los documentos filtrados -a fin de ponerlos a disposición de la Autoridad Judicial- así como los comunicados con los investigados para la remisión de datos.

Finalmente, se quiere subrayar que el trato con los periodistas por parte de los actuantes ha sido exquisito como no podía ser de otra forma. Todos ellos indicaron que no iban a revelar sus fuentes sin que en ningún momento se les presionara para ello, y en cuanto a la intervención de documentos, cuando se negaron a entregarlos se abandonó el lugar sin entrar en ningún tipo de confrontación. Únicamente, horas más tarde, cuando se recibió la llamada de la Agencia EFE indicando que su gabinete jurídico había autorizado que entregaran los efectos, se acudió a por ellos.

Respecto a los otros diarios, a ambos se les solicitó la entrega voluntaria, sin llegar a registrar la sede de la Agencia de Europa Press donde únicamente se intervino aquellos documentos señalados por la periodista. En el caso de Diario de Mallorca, Francisco Mestre hizo entrega voluntaria de su teléfono ante el requerimiento judicial, y fue él quien pidió a los actuantes que fueran a la sede de su Diario a recoger el resto de documentos solicitados. Ante la negativa una vez allí, se abandonó igualmente el lugar sin entrar en conflicto alguno.

Por último, reseñar que los dispositivos intervenidos estuvieron en todo momento bajo el control de la Autoridad Judicial a través de la Policía Judicial, como marcan los protocolos.

Fin del Oficio.

Una pieza más que encaja tristemente en el puzzle de la corrupciónconstruido pieza a pieza por el Cártel de la Toga.

Volvemos el miércoles, sin cesar.

8 Comments

  • Sancus

    Que estos mafiosos hayan puesto mi nombre a su causa inicial me resulta de lo más cínico e hipócrita de la historia en democracia judicial. Parecen investigadores y jueces en la época de la «ss» alemanas.

  • Condinerosisepuede

    Lo de la justicia en Mallorca no tiene nombre,la profesionalidad de jueces, está o debería estar por encima de la amistad o de cualquier otra relación personal, nadie quiere el caso de penalva y subirán, pero amigos toda la culpa no es de los jueces de Palma sino de abogados que se aprovechan de clientes por su amistad con jueces y fiscales,a nadie le interesa o interesaba desenmascarar a la banda organizada o el cartel de la toga,tuvo que verse involucrado un millonario y sacar sus millones para que un abogado decidiera acabar con ésto, señores en cualquier país con un estado de derecho que se respeta cualquier caso que haya instruido este supuesto corrupto juez y fiscal debería como mínimo ser nulo el proceso y volver a empezar pero ya sabéis que no será así,las víctimas de este cartel si no tienen dinero quedarán juzgados y pisoteados por la justicia mallorquina,un caso de interés nacional por su seguridad y lo tapan tan descaradamente,la verdad señores es una vergüenza ,da pena e impotencia todo esto pero para los pobres no existe justicia y esa es la verdad, sintiéndolo mucho y con datos e información de sobra se que todo se reduce a dinero,no diré cifras porque sabrán quien soy y la verdad no me interesa,no por miedo sino porque tengo hijos y se que entre la mafia judicial y los millones de empresarios me enterrarian,se de lo que hablo, adiós y sigan creyendo en todo esto,es mejor que saber la verdad como lo se yo.

    • ALX

      Me parecen palabras injustas. El más rico de la causa también la ha sufrido y no le ha servido el tener paladas de dinero para salvarse de la experiencia del abuso.

  • Enmallorcatodosesabe

    Me parece ridículo que aún se discuta lo indiscutible, hace ya mucho tiempo que se sabe que cursach fue la mafia de Mallorca y hizo a mucha gente rica como a mucha gente pobre. Daño y riqueza. Cansais

    • ALX

      No ha entendido nada de nada.
      Seguro que Cursach es malo malisísimo pero el tema principal no es ese. Esto va sobre el Estado de Derecho y el error o abuso judicial y policial que ha brotado del caso Cursach o a raíz del mismo. Ahora mismo lo que resulta imperioso no es la lapidación del Sr. Cursach sino sacar de la carcel al pobre Marian de inmediato, la urgente reparación de las víctimas de este proceso y la depuración de responsabilidade de estos funcionarios hambrientos de fama.
      Habiendo ya distinguido los temas, todos deseamos que opere la justicia de una forma limpita, dejemos lo de sus deseos de lapidación de sus enemigos para sus sueños privados.
      Y del otro tema que le tiene enrabietado, parece que ha obviado leer la documentación colgada. Según admiten los propios instructores en su chat privado no tienen nada para encausarle y todo son leyendas urbanas y meros rumores sin pruebas. Y de esos lodos vienen estos barros…Como no tenían chicha para el caso de su vida, su catapulta la Vanity Fair o al mismo Hollywood pues ya fueron rellenando ellos los huecos de guión y ala venga a inflacionarlo con motoristas fantasmas, periodistas zombies y absurdidades que han llegado a límites insospechados.
      Para entender la dimensión y el objeto del cabreo colectivo es necesario leer la documentación. Esto no es una web pro Cursach esto es una web Anti abuso, que es o que ahora realmente importa.

  • Juan

    Llegados a este punto, no procede solicitar justicia. Se ha de exigir, que el peso de la Ley, caiga sobre los autores materiales e intelectuales de este atropello, PRESUNTAMENTE por la conocida y llamada, Trama de la Toga, o también autoproclamados LOS INTOCABLES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies