EL CASO PENALVA Y SUBIRÁN

Hoy empezamos a explicar la segunda parte del segundo informe que los Juanes han elaborado a raíz de la recuperación de los whatsapps referentes al caso Penalva y Subirán.

Dicho informe comienza con la investigación de una denuncia presentada por la Testigo Protegido 31, conocida vulgarmente como la «Madame», por unas presuntas amenazas graves contra su persona de mano de dos altos funcionarios policiales: Miguel Antonio SUÁREZ GARCÍA (Jefe de la sección UDYCO) y Enrique DURÉNDEZ ALFAYATE (Jefe del Grupo de Estupefacientes).

Antes de empezar, os desvelamos que LA INVESTIGACIÓN DIO UN GIRO DE 180 GRADOS CUANDO SE CONCLUYÓ, CON UN ROSARIO DE PRUEBAS, QUE SE TRATABA DE UN DELITO DE ACUSACIÓN Y DENUNCIA FALSA EN EL QUE LA TESTIGO PROTEGIDO PASABA A SER LA AUTORA Y LOS INSPECTORES DENUNCIADOS POR ELLA LAS VÍCTIMAS.

De esta manera, el 14 de diciembre de 2017 se procedió a la detención de la Testigo.

¿Cómo se produce este giro?

Descubriendo la desalmada realidad que habían tratado de llevar a cabo sin escrúpulos los miembros del Cártel de la Toga.

Así es como en los Atestados se aprecian una serie de conclusiones en las que se advertían prácticas procesales y de investigaciones impropias y peligrosas realizadas por el Policía Iván BANDERA y por el Juez PENALVA, y de cómo la Testigo acusaba a todo aquel que iba contra la causa. Cabe decir que en un principio se creyó que se trataba de un error cometido por los investigadores. No obstante, ahora ya es una certeza que se trataba de una práctica dolosa habitual utilizada por el Cártel, consistente en la utilización de algunos testigos maleables para eliminar a sus «adversarios». VAMOS, UN JUEGO SUCIO, DESTRUCTIVO E IMPERDONABLE.

Así pues, de todos los datos hallados y del resto de diligencias practicadas se observa la siguiente correlación de hechos:

RELACIÓN DE HECHOS:

Durante la investigación del caso SANCUS y referido a hechos relacionados con el Inspector Jefe Antonio SUÁREZ y el Inspector Enrique DURÉNDEZ, no había aparecido dato alguno hasta la irrupción en escena del Testigo Ángel ÁVILA RODRÍGUEZ.

En el año 1997 Antonio SUÁREZ, entonces dirigente del Grupo Primero de Estupefacientes, fue consultado a fin deinvestigaro por parte de la UDYCO de La Coruña sobre una posible implicación en el tráfico de estupefacientes por parte de los dueños de las discotecas BCM, TITTO’S y PACHA.

Referente a Tolo CURSACH, SUÁREZ indicó que «han podido constatar diversos contactos entre Bartolomé CURSACH y determinados individuos vinculados con el consumo y el tráfico ilícito de estupefacientes, si bien nunca ha llegado a acreditar su participación en esta actividad delictiva».

Por otro lado, os adjuntamos una serie de mensajes del Chat de los «intocables» en los que se observa que realmente no considerarían al Inspector Jefe A. SUÁREZ un funcionario corrupto, sino que incluso le consultaban información del caso.

1-6

Ahora pasamos al punto en el que aparece un testigo de la causa Cursach, Ángel ÁVILA RODRÍGUEZ (añadimos nosotros, que ha tenido un papel fundamental en esta farsa, con la introducción de la madame y otras actuaciones que os desvelaremos cuando lleguemos a él como testigo) denunciando un presunto trato de favor y distintos delitos relacionados con Cursach y cometidos por Policías Locales. Respecto al Cuerpo Nacional de Policía sólo indicaba que en una reunión estuvo un policía nacional al que no identificaba.

Se le tomaron las siguientes declaraciones a dicho testigo:

-El 1/8/2015 ante el Grupo de Información de la Guardia Civil. Únicamente habló de un Inspector de Policía Nacional llamado Bravo y otro que lo acompañaba en el despacho de dicho mando.

– El 5/9/2014 prestó una segunda declaración en la que corrigió el dato anterior indicando que el policía a que se refirió como Bravo en realidad pertenecía a la Policía Local.

-El 29/12/2015 volvió a declarar en el Grupo de Blanqueo de la Jefatura Superior de Policía. Uno de los policías que toma la declaración es Iván BANDERA. En esta declaración hace por primera vez referencia a datos concretos del mando policial con que se reunió. Por la información que aporta se observa CLARAMENTE QUE NO SABE NINGÚN DATO DEL MANDO POLICIAL.

Nuevamente, por parte de los policías de Blanqueo no se le relaciona en nada con el señor SUÁREZ, puesto que nada coincide con la descripción realizada por el testigo.

El cambio significativo se produce debido a varios acontecimientos totalmente ajenos a la investigación del Caso Sancus, en los que se va gestando un odio irracional hacia A. SUÁREZ.

Estos hechos tienen su punto de inflexión en abril/mayo del 2016 y son:

-En el marco de la operación Cursach, días previos a la detención de varios Policías Locales, Suárez pidió a la Inspectora Blanca que solicitara al Fiscal Subirán que dictara la Autoridad Judicial una orden para las detenciones. Esa misma mañana Suárez recibió una llamada del Fiscal en la que en tono amenazante le advertía que dejara trabajar a los policías de Blanqueo, que lo hacían muy bien y bajo sus órdenes.

-En verano de 2016, una mañana le comunicaron a Suárez -durante el desarrollo de su cargo- que la Inspectora Blanca no acudiría a trabajar por encontrarse enferma. Esa misma mañana tuvo constancia de que la misma se encontraba con el Juez Penalva en su domicilio ante una denuncia verbal de éste en la que indicaba que habían entrado en su domicilio y le habían amenazado movimiendo una maceta de su terraza (posteriormente se descubrió que había sido la mujer de la limpieza. EN FIN, DE RISA…). Al saber el Inspector Suárez que estando ausente del trabajo por enfermedad la Inspectora Blanca estaba realizando gestiones policiales de otro grupo, la llamó para recriminárselo y ésta, con chulería, le pasó el teléfono al Juez Penalva, quien le advirtió que estaba trabajando a sus órdenes y que «la dejara en paz».

2-5

-Otro episodio se produjo cuando con motivo de la detención del Testigo Protegido, conocido como «el Ico», durante su estancia en los calabozos, Suárez recibió la información de que habían intervenido al detenido un cigarrillo y un mechero y que, según las manifestaciones del responsable policial de los servicios de seguridad, se lo había facilitado la Inspectora Blanca. Tal acción está totalmente prohibida, por lo que Suárez tuvo que volver a llamarle la atención. La Inspectora, como es obvio, no reconoció los hechos.

3-5

-El punto de inflexión final parece que se produjo entre mediados de abril y principios de mayo de 2016, cuando los miembros del Grupo de Blanqueo de Capitales se autopropusieron para ser condecorados con la Cruz Blanca al Mérito Policial por su actuación en la Operación SANCUS. No obstante, el Inspector Jefe A. SUÁREZ decidió proponer a otros funcionarios que consideró con más derecho.

4-5

El malestar que creó en la Inspectora Blanca y el policía Iván duró hasta años más tarde:

5-5

Con todos estos hechos, los policías investigados achacaban ya al Inspector Jefe SUÁREZ cualquier actuación profesional que realizara y lo hacían ver como un ataque a la investigación. Un ejemplo de ello es cuando le «acusaron» de haber hecho trabajar en unas elecciones al Policía Iván Bandera. SURREALISTA CUANTO MENOS.

6-8

De la lectura del Chat Operación Sancus se puede inferir que sus integrantes se sienten intocables, principalmente por la fuerza jerárquica que poseen Juez y Fiscal, así como que el Juez Penalva siente una especial predilección por la Inspectora Blanca.

Así, de forma sorprendente, el 16/5/2016, , estando en su momento álgido el enfrentamiento entre Suárez y Blanca, se produjo una nueva declaración Judicial del testigo Ávila a fin de ratificar las anteriores.

A través del grupo de Chat «Operación Sancus» se ha podido comprobar como durante dicha declaración el Juez Penalva habría requerido que le mandaran una fotografía de Antonio Suárez, indicando seguidamente que el referido testigo lo reconocía, observándose el júbilo que ello provocó, al parecer, en la Inspectora Blanca.

7-4

El hecho de que el reconocimiento se produjera a través del muestreo de una única fotografía y que ésto no se reflejara en la declaración judicial, induce claramente a error. No tiene la misma carga probatoria que un testigo no reconozca sin género de duda una única fotografía que decir que «cree recordar pero no con absoluta seguridad que se trataba del Inspector Suárez», como si recordase el apellido.

Dejamos la entrega en este punto, advirtiendo que sólo es el principio del informe y que ya os podéis imaginar la tónica de lo demás. Pero no os lo imaginéis. No hace falta. El domingo seguimos con más y, desgraciadamente, nunca mejor.

7 Comments

  • Sancus

    Que estos mafiosos hayan puesto mi nombre a su causa inicial me resulta de lo más cínico e hipócrita de la historia en democracia judicial. Parecen investigadores y jueces en la época de la «ss» alemanas.

  • Condinerosisepuede

    Lo de la justicia en Mallorca no tiene nombre,la profesionalidad de jueces, está o debería estar por encima de la amistad o de cualquier otra relación personal, nadie quiere el caso de penalva y subirán, pero amigos toda la culpa no es de los jueces de Palma sino de abogados que se aprovechan de clientes por su amistad con jueces y fiscales,a nadie le interesa o interesaba desenmascarar a la banda organizada o el cartel de la toga,tuvo que verse involucrado un millonario y sacar sus millones para que un abogado decidiera acabar con ésto, señores en cualquier país con un estado de derecho que se respeta cualquier caso que haya instruido este supuesto corrupto juez y fiscal debería como mínimo ser nulo el proceso y volver a empezar pero ya sabéis que no será así,las víctimas de este cartel si no tienen dinero quedarán juzgados y pisoteados por la justicia mallorquina,un caso de interés nacional por su seguridad y lo tapan tan descaradamente,la verdad señores es una vergüenza ,da pena e impotencia todo esto pero para los pobres no existe justicia y esa es la verdad, sintiéndolo mucho y con datos e información de sobra se que todo se reduce a dinero,no diré cifras porque sabrán quien soy y la verdad no me interesa,no por miedo sino porque tengo hijos y se que entre la mafia judicial y los millones de empresarios me enterrarian,se de lo que hablo, adiós y sigan creyendo en todo esto,es mejor que saber la verdad como lo se yo.

    • ALX

      Me parecen palabras injustas. El más rico de la causa también la ha sufrido y no le ha servido el tener paladas de dinero para salvarse de la experiencia del abuso.

  • Enmallorcatodosesabe

    Me parece ridículo que aún se discuta lo indiscutible, hace ya mucho tiempo que se sabe que cursach fue la mafia de Mallorca y hizo a mucha gente rica como a mucha gente pobre. Daño y riqueza. Cansais

    • ALX

      No ha entendido nada de nada.
      Seguro que Cursach es malo malisísimo pero el tema principal no es ese. Esto va sobre el Estado de Derecho y el error o abuso judicial y policial que ha brotado del caso Cursach o a raíz del mismo. Ahora mismo lo que resulta imperioso no es la lapidación del Sr. Cursach sino sacar de la carcel al pobre Marian de inmediato, la urgente reparación de las víctimas de este proceso y la depuración de responsabilidade de estos funcionarios hambrientos de fama.
      Habiendo ya distinguido los temas, todos deseamos que opere la justicia de una forma limpita, dejemos lo de sus deseos de lapidación de sus enemigos para sus sueños privados.
      Y del otro tema que le tiene enrabietado, parece que ha obviado leer la documentación colgada. Según admiten los propios instructores en su chat privado no tienen nada para encausarle y todo son leyendas urbanas y meros rumores sin pruebas. Y de esos lodos vienen estos barros…Como no tenían chicha para el caso de su vida, su catapulta la Vanity Fair o al mismo Hollywood pues ya fueron rellenando ellos los huecos de guión y ala venga a inflacionarlo con motoristas fantasmas, periodistas zombies y absurdidades que han llegado a límites insospechados.
      Para entender la dimensión y el objeto del cabreo colectivo es necesario leer la documentación. Esto no es una web pro Cursach esto es una web Anti abuso, que es o que ahora realmente importa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies