EL CASO PENALVA Y SUBIRÁN,  Uncategorized

Miércoles 16/12/2020

Seguimos con las declaraciones con contradicción de Samuel y amigo de “El Ico”.

Como hemos hecho en anteriores ocasiones, utilizaremos las mayúsculas para aclarar qué es lo que realmente sucedió según las investigaciones de los Juanes.

También las utilizaremos para señalar hechos relevantes, como de costumbre.

Vamos allá.

¿Dónde lo dejamos?

Nos ubicamos en 2015. 

El primer día de septiembre, varios días después de la declaración que tuvo lugar en su domicilio, Samuel Martínez Montoro acude al Juzgado de Instrucción DOCE, prestando declaración ante el Juez Penalva y el Fiscal Subirán.

¿Qué les cuenta entonces?

 MONTORO DA UN NUEVO GIRO A SU DECLARACIÓN.

(¡Qué “sorpresa”!)

Ahora indica que las continuas inspecciones que le hacían en el local “Mi botellón” tenían como finalidad que sus clientes se fueran al DIAMONDS, un bar que puso Nicanor. ESTO NO TIENE SENTIDO. SE HACE EVIDENTE QUE ESTE CAMBIO DE VERSIÓN TAMBIEN VENDRÍA PROPICIADO POR LOS AHORA INVESTIGADOS (EL CÁRTEL), PUESTO QUE NO SOLO COINCIDE REPENTINAMENTE CON SU TESIS, SINO QUE UN BAR ESTÁ A KILÓMETROS DEL OTRO, EL DE MONTORO EN PLAZA GOMILA Y EL OTRO EN CAN PASTILLA. 

Samuel también dice que, como todos los locales, su licencia era de Café Concierto, por lo que le sancionaban por tener pista de baile, la cual le precintaron con cinta policial. ESTE HECHO CONCUERDA CON LA LEGISLACIÓN MUNICIPAL, POR LO QUE SE TRATA DE UNA ACTUACIÓN POLICIAL CORRECTA. Además indica que el Policía Local Juan Manuel Taberner Llull se mofaba de él cuando le sancionaba.

Manifiesta que cada dos meses iban 60-80 policías del GAP, que hacían encender las luces y cacheaban a todos. Eran redadas para coger droga. Los clientes la tiraban al suelo y la Policía se la llevaba sin levantar acta, ni multarle. Con el GAP fuertemente armado, llegaban Taberner, Mayol y Mayans de la Patrulla Verde, que se reían y le decían “buenas noches y hasta otro día”. 

Samuel continúa explicando que la clientela bajó por las actuaciones policiales hasta el punto de hacer inviable el negocio. Entonces montó otro en el mismo local. Lo llamo “Mi Botellón”. Tuvo mucho éxito, pero llegó el policía de la Patrulla Verde Taberner y otro policía que le indicaron que dado que había hechos cambios sustanciales iba a perder la licencia por incumplir medidas de evacuación, y en 15 días quedaría precintado hasta que volviera al estado inicial.

Tras realizar la obra quebró y fue desahuciado. 

Vuelve entonces a narrar el episodio de Estarellas por el certificado de cortinas ignífugas que denunció ante el Grupo de Atracos y que realmente parece ser el único que consideraba realmente ilícito.

Por último dice que lo perdió todo, reanudando la actividad en otro local llamado “DILANS”, al que no tardaron en llegar Taberner y Tejada de la Patrulla Verde, para hacerle sonometrías, porque un vecino de los 90 con que contaba se quejaba de ruidos. Hicieron las citadas pruebas y por tres decibelios le precintaron el local de manera definitiva.

Manifiesta que el policía local Gari, que estaba siempre presente cuando sufría inspecciones y redadas pero no intervenía como policía, ha tenido conocimiento de que se quedó y explota el local “Mi Botellón”. ESTA INFORMACIÓN, QUE COINCIDÍA CON LO QUE LOS INVESTIGADORES -AHORA INVESTIGADOS- CREÍAN Y PLASMABAN EN SUS ATESTADOS, NO SE CORRESPONDE CON LA REALIDAD, POR LO QUE LA INFORMACIÓN TUVO QUE SER PROPORCIONADA POR ÉSTOS NUEVAMENTE AL TESTIGO.

Finalmente, Samuel se ratifica en el reconocimiento de los policías locales 107, 141, 756, 192, 737, 512, 906, 648, 026 y 508.

Y dice que Juan Vidal (CP 511) le dejó la placa a Chema Domenec, que fue a ver al declarante y le dijo que si no le daba 30.000 euros le iba a cerrar el local.

¿Qué sucedió después?

El 25/10/2015 el Grupo de Blanqueo de Capitales realiza un atestado instruido por la Inspectora Blanca Ruiz y el Policía Iván Bandera, en el que da cuenta de LA DETENCIÓN DE LOS MIEMBROS DE LA PATRULLA VERDE GABRIEL MAYOL AMENGUAL, GABRIEL TORRES PERICAS, JOSEP MAYANS ALCINA Y JOAN MANUEL TABERNER LLULL; Y A TONI GARI HORRACH, QUE PRESTABA SERVICIOS EN LA COMISARÍA DE DISTRITO OESTE DE POLICÍA LOCAL.

¿Por qué se les detiene?

A LOS MIEMBROS DE LA PATRULLA VERDE POR PRESUNTO COBRO DE SOBORNOS A EMPRESARIOS DE LA NOCHE Y OTROS DELITOS (HASTA 14).

TONI GARI NADA TIENE QUE VER CON LA PATRULLA VERDE. Sin embargos tuvo un restaurante y posteriormente tuvo un porcentaje en el edificio donde se ubicaba el local “Caballi” que regentó “El Ico”. A TONI GARI SE LE ACUSA DE ESTAR CONCERTADO CON LA PATRULLA VERDE PARA QUEDARSE LOS LOCALES DE OTROS EMPRESARIOS TRAS SER ACOSADOS POR SUS COMPAÑEROS HASTA ARRUINARLOS. POSTERIORMENTE ÉL LOS ADQUIRIRÍA BIEN DIRECTAMENTE O BIEN INTERPONIENDO A UN HOMBRE DE PAJA (DAVID CORRÓ).

PUES BIEN, TODO ESTO ES ABSOLUTAMENTE FALSO.

Y ES QUE NI SIQUIERA EL ATESTADO INDICA A QUE LOCALES SE REFIEREN Y, POR LO INVESTIGADO, GARI NO TUVO OTRO LOCAL O INMUEBLE QUE NO FUERA EL CITADO. ADEMÁS, LOS HECHO POR LOS QUE “EL ICO” LO ACUSA NO SE CORRESPONDEN CON LA REALIDAD.

LA VERDAD: NO FUE GARI QUIEN LE ALQUILÓ EL LOCAL A “EL ICO”, SINO SU ANTIGUO EXPLOTADOR -DOMENE- SE LO TRASPASÓ SIN CONOCIMIENTO A LOS PROPIETARIOS; GARI SÓLO COLABORÓ PARA INTENTAR LEVANTAR EL PRECINTO Y NO PARA CUALQUIER OTRO HECHO DE LOS QUE “ICO” LE ACUSA…

DAVID CORRÓ, POR SU PARTE, TAMBIÉN CORROBORÓ LA FALSEDAD DE LAS ACUSACIONES.

TERRIBLE.

Lo dejamos aquí, pero volvemos. Como siempre.

GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies