Uncategorized

DPA 2399/2017 – El fin de la TP31-.

¿Cómo sigue la investigación del papel de la TP31 en el Caso Cursach? Retomamos las diligencias completando las entregas anteriores:

Diligencia de citación, localización y traslado para la continuación de toma de declaración de la denunciante

En la mañana del 18 de octubre  y dado que la policía había quedado con la Testigo Protegido para continuar la declaración iniciada el pasado día 16, realizaron varias llamadas a la testigo que no contestó, dejándose incluso dos mensajes de voz que ella escucha posteriormente sin que devuelva la llamada.

Así, tal y como se indicará de forma detallada en posteriores diligencias, queda totalmente claro que no pretendía acudir a declarar ni facilitar la labor policial.

Finalmente contestó y se le indicó que estaban preocupados por si le había ocurrido algo y que pretendían finalizar la declaración tal y como acordaron. Ella habló muy bajo y mintió indicando que estaba trabajando y que no podía hablar, para seguidamente colgar antes de fijar la cita y no volver a contestar.

Para fijar la cita, ya que no contestaba a las llamadas, se le dejó un mensaje a fin de que llamara urgentemente y no lo hizo pese a escucharlo y a que paralelamente hablaba con terceros de forma fluida, bromeando incluso.

Al día siguiente -19 de octubre- se le llamó de nuevo sin que ella contestara y se le vuelve a dejar un mensaje para que se ponga en contacto.

Tras varias llamadas y mensajes sin respuesta se comunicó tal extremo al Juez Penalva. Éste procedió a llamarla a fin de que se pusiera en contacto con los policías para finalizar la declaración.

La Testigo Protegido tampoco respondió a su llamada por lo que éste le dejó un mensaje diciendo que contactara con los policías.

Ante ello, los policías investigadores deciden personarse de forma discreta en las inmediaciones del hotel Amic Horizonte donde se sabía que iba a realizar una entrevista de trabajo. Sobre las 11:30 se observó la llegada de la investigada que, como en todos sus desplazamientos, iba tranquila y sin adoptar ningún tipo de medida de seguridad. A las 12:05 salió del hotel, siendo abordada por los investigadores en el momento que pasó junto al vehículo policial.

En ese mismo instante y de forma sonriente aunque sorprendida dijo: «qué casualidad». Sin embargo no mostró ningún temor. Al decirle que la habían estado llamando y que tenían que acabar la denuncia, indicó mintiendo que en ese momento no podía ser, ya que la había llamado el Juez que Instruye la causa y habían quedado en el Juzgado donde le estaba esperando. Según añadió, ya que él le pidió que fuera urgentemente esa misma mañana.  Paralelamente hace ademán de llamarlo.

A sabiendas de la falsedad y que únicamente pretendía buscar la excusa para no finalizar la denuncia, se le informa de que el Juez ya sabe que íbamos a finalizar la diligencia de declaración y estaba al corriente. Ante ello cuelga y acompaña a los investigadores de forma voluntaria. Durante el trayecto indica que ella también estaba deseando acabar la declaración, al tiempo que informa que el día anterior estaba en un curso de formación ya que en el día de la fecha le daban el trabajo que finalmente había conseguido y que el lunes le dan un coche oficial… (hechos que se comprobaron falsos posteriormente).

Finalmente es oída en declaración, mostrando su desconcierto puesto que manifestaba que ya estaba todo declarado.

En la declaración se le mostraron dos anexos fotográficos compuestos cada uno por seis fotografías de individuos de las mismas características de los investigados.

Del ANEXO 1, manifestó que no estaba segura, que podría ser entre el 3 y el 5, pero que no estaba segura. Que tenía dudas, firmando sobre dichas fotografías en prueba de conformidad. El número 3 se corresponde a la fotografía de Enrique Duréndez.

Del ANEXO 2 RECONOCE SIN NINGÚN GÉNERO DE DUDAS AL Nº 4 como el señor mayor de los dos que le amenazaron, firmando sobre dicha fotografía en prueba de conformidad.

No obstante cuando los describió aportó unas características físicas que no se corresponden con la de los denunciados: a ANTONIO SUÁREZ lo describe como un señor con entradas grandes, cano, sin barba ni bigote, de complexión fuerte, normal de estatura y de unos 50 y pico años; a ENRIQUE DURÉNDEZ como de unos 40 como mucho, moreno, no muy alto y fuerte de gimnasio.

Finalizada la diligencia se le advirtió que existían algunas contradicciones en su declaración y que tuviera en cuenta que estaba denunciando hechos muy graves, pudiendo ir gente a prisión, por lo que en caso de ser falsos incurriría en un delito. Inmediatamente la declarante se puso violenta verbalmente, sobreactuando y abandonando las dependencias policiales de forma apresurada.

Acto seguido, pese a haber quedado con una amiga para declarar ella misma en un juicio, se fue directa al Juzgado donde se entrevistó con el Juez y el Fiscal que instruyen la causa, para decirles que los policías la habían presionado y dudaban de ella y que no volvería, buscando su protección.

Diligencia de comprobación de extremos:

La denunciante manifestó que a raíz de las amenazas del día 15 de septiembre , no salió prácticamente de su domicilio y que ni siquiera su hijo fue al colegio hasta el 25 de septiembre en que interpuso la denuncia.

El día 20 de octubre los investigadores solicitaron en la Secretaría del Colegio Marian Aguiló EL CERTIFICADO DE INASISTENCIAS DEL AÑO EN CURSO del hijo de la denunciante.

Ese mismo día se hizo entrega del mismo resultando que, EN REALIDAD, EL HIJO DE LA DENUNCIANTE FALTÓ A CLASE LOS DÍAS 18, 26, 27, 28 Y 29 DE SEPTIEMBRE, es decir, que los días que faltó de forma consecutiva fueron los posteriores a su declaración ante el Juez y el Policía Iván, yendo su hijo a clase con normalidad tras las presuntas amenazas.

ESTA FALSEDAD COINCIDE CON LA PRÁCTICA HABITUAL DE LA DENUNCIANTE QUE HABITUALMENTE UTILIZA HECHOS REALES PARA ADAPTARLOS A SUS CONVENIENCIAS FALSEÁNDOLOS.

También se comprobó que las medidas de seguridad que manifiesta haber adoptado tras el suceso del día 15, son falsas.

Declaró que:

-«desde entonces ha cambiado totalmente sus rutinas, la suya y la de su hijo» cuando se pueden comprobar que siguen siendo las mismas.

-«Realiza los trayectos en varios autobuses», tampoco coincide con la realidad que se desprende de todo lo investigado.

-«no deja nunca solo a su hijo, ni siquiera que baje la basura», hecho incierto, ya que lo deja en su domicilio solo e incluso le dirige por la calle para que se desplace solo, hecho que no sólo se ha comprobado de forma directa a través de la observación de los teléfonos intervenidos sino que se lo manifiesta a un familiar en otra conversación.

-«No abre la puerta a nadie», cuando después de amenazas y agresiones previas en su propio domicilio, en el caso que nos ocupa abrió la puerta sin ni siquiera mirar por la mirilla, como ella misma declara.

-«Recoge a su hijo a horas distintas…». La denunciante durante toda la investigación ha llevado a su hijo (cuando no ha faltado a clase) a la misma hora, poco antes de la hora de entrada a las 08:30 y lo recoge al salir del comedor, hecho que también se puede comprobar a través de las escuchas del teléfono intervenido.

Hasta aquí hoy. Pero como podéis entrever, queda mucho por contaros.

Seguimos el miércoles. 

Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

14 Comments

  • Pep

    Propongo hacer un homenaje al Sr. Cursach poniendole una calle a su nombre, la calle del Jamon o de Punta Ballena serian apropiadas para su homenaje.😂

  • Rafael Munar Ferrer

    Al Sr. Curchac no le conozco solo sé que es propietario de varias discotecas por esta razon no voy a dar ninguna opinion sobre él. Sr. Coco Capaner le deseo mucho exito en este caso y tiene todas mis felicitaciones. N

  • Juan

    Muchas gracias a l@s gestores de la web, con este tipo de entrega semanal (miércoles y domingos), hacéis que se pueda ir asimilando y comprendiendo, todo lo acaecido.
    De cada día veo más claros, los atropellos y los gravísimos daños que han causado los de la trama de la Toga.
    Y no quiero pasar por alto, al que ha sido la punta de lanza, que está consiguiendo lo que estamos viendo, el Señor COCO Campanero y su equipo de trabajo.
    MUCHAS GRACIAS

  • Juan

    ¿Cómo es posible, que ésta testigo protegida, no esté en la cárcel?
    Se dice » el mundo es para los listos», ahora veo que el mundo está hecho para los@s mentiros@s y malas personas.
    Adelante COCO, acaba con esta calaña y destapa la corrupción de las togas.

  • Guaita

    Si los policías, fiscal y juez hubiesen hecho bien su trabajo seguirían en sus puestos de trabajo, están suspendidos laboralmente o de baja por depresión (ven lo que se les viene encima) menos mal de los nuevos investigadores y de los fiscales de Madrid, sino todo el caso de los Whatsapp se hubiera enterrado, veremos si mantienen todos los cargos contra Cursach porque me temo que muchos van a ser retirados, animo y a seguir luchando!!!!! A Cursach no le hace falta le pongan su nombre a una calle….

  • GRAN CAMPANER

    Los whatsapps son màs nulos que la catedral de Burgos. La única realidad es que Florit està procesado, el insigne letrado Coco Campaner condenado en firme por atentar contra un testigo protegido, què gran ejemplo Letrado y el Sr. Cursach también condenado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies